CELIA CRUZ – UNA VOZ PARA SIEMPRE


celia cruz

El 16 de julio se cumple un nuevo Aniversario de la desaparición de la mujer cantante más prominente de toda la historia de la salsa, este ritmo que se metió en la sangre de los latinos y del resto del mundo dada su propagación porque Celia de la Caridad Cruz Alfonso, más reconocida como Celia Cruz, participo constantemente en la difusión de los ritmos afrocubanos por todo el mundo y es el ícono femenino de la salsa que desde su infancia comenzó a cantar canciones de cuna.

El canto su hobbie fue aprobado por su madre, pero su padre quería que fuera maestra de escuela y a él hizo caso e ingresó a estudiar en el magisterio para complacerlo. Su corazón poco a poco le edificó el amor por la música y ya casi concluyendo la carrera decidió ingresar al conservatorio Nacional de música. Su trayectoria artística comenzó bailando en las corralas habaneras y cantando en programas radiofónicos para aficionados. Más tarde, a mediados de los 40s hizo parte de las orquestas Gloria Matancera y Sonora Caracas como cantante. Luego formó parte del espectáculo musical cubano “Las Mulatas de Fuego”, grupo con el que recorrió Venezuela y México.

Con la Sonora Matancera su debut fue el 23 de agosto de 1950 pero la audiencia radial reprobó su ingreso a la Sonora, pero Rogelio Martínez director de la Sonora insistió y persistió hasta hacerla grabar dos temas en diciembre del mismo año: Cao Cao maní picao y Mata Siguaraya, temas que dieron inició a un sin número de éxitos y una carrera artística fenomenal de Celia que hoy suenan y resuenan en bares y discotecas del mundo salsero y que la mantienen viva aunque haya partido a mejor mundo., luego fue Larry Harlow quien la acogió a la familia Fania All Stars con quien cosechó infinidad de triunfos y recorrió el mundo sin parar de hacer lo que más le encantaba: cantar.

Y como cantara Celia, todo aquel que piense que la vida es desigual tiene que saber que no es así que la vida es una hermosura y hay que vivirla. Todo aquel que piense que está sólo y que está mal, tiene que saber que no es así que en la vida no hay nadie solo, siempre hay alguien. No hay que llorar, pues la vida es un carnaval y es más bello vivir cantando, no hay que llorar que la vida es un carnaval y las penas se van cantando, óiganlo bien las penas se van cantando. Sin lugar a dudas Celia Cruz, la mujer de los mil colores y las mil pelucas, dejó un enorme sumario de canciones que reflejan toda una vida dedicada al canto y a la persistencia de esta mujer que dio su vida por la música y el canto. La mujer que quizás ha cantado más salsa que cualquiera y ha tenido la acogida más grande de toda la historia salsera, porque Celia es la estrella femenina de salsa más popular que cualquiera, la Guarachera de Cuba, la mujer de concierto permanente y alegría constante. Nadie podrá borrar de su mente esa sonrisa enriquecedora y esa voz gruesa que rompía en rumba sin contemplación de tristes y acongojados, porque su canto embruja y ensalsa a cualquiera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo que es bueno hoy quizá no lo sea mañana. Que hay valor del momento que hay presente perfecto, la oportunidad llega si tú te montas en ella. Ríe, llora que a cada quien le llega su hora. La rumba me está llamando, dile que ya voy, que me espere un momentico así, mientras canto un guaguancó. Dile que no es un desprecio, pues vive en mi corazón, mi vida es tan solo eso, rumba buena y guaguancó. En otras palabras Salsifícate que la negra Celia sigue en los primeros lugares de la salsa porque ahí se ha quedado para siempre en el corazón de su público dejando huella profunda en el alma de todo salsero, bailarín, melómano, músico, admirador.

Su música la llevó a la televisión y a ser actriz actuando en telenovelas y películas. Recibió tantos homenajes en vida como premios musicales, inclusive Grammys, esta es su historia musical, su protagonismo que describe cada crónica salsera, porque definitivamente su vida fue cantar y su alma no tiene color y su vida fue un Carnaval constante.

Celia Cruz alcanzó a celebrar 55 años de vida musical sin descanso alguno, la música fue su camino a elegir y al verla caminar se notaba su gozadera al andar, su movimiento de cadera que pareciera que no caminara sino que bailara paso a paso, una mujer ejemplar que falleció cuando su popularidad estaba en lo máximo, una figura mundial que también se queda en la memoria colectiva de los salseros que la recuerdan como la cantante salsera más popular de todos los tiempos.

Pasarán miles y millones de años, artistas, cantantes, músicos y conciertos y Celia no podrá salir de la memoria salsera de muchas generaciones de los que la vimos presente en tarima y de los que en el futuro la verán en video y en holograma sin poder tocarla pero si oírla, porque hacer homenaje a Celia Cruz es hacer homenaje a todo un compendio de artistas que se movieron a su alrededor y que pusieron su grano de arena para escucharla siempre interpretando esa canción poema que dice: “Alzo la mirada al cielo, larga, buscando un poco de tú vida. Las estrellas no responden para acercarme hacia tu risa. Olas que esfuman de mis ojos a una legión de tus recuerdos, me roban formas de tu rostro dejando arena en el silencio. Te busco, Celia, perdida entre sueños, y el ruido de tu gente me envuelven en un velo; te busco, Celia, volando en el cielo, el viento te ha llevado como un pañuelo viejo y no hago más que buscar paisajes conocidos en lugares tan extraños que no puedo dar contigo, pero te oigo y te siento presente en el fulgor de tu voz que no ha dejado de cantar desde que te fuiste.

Definitivamente la negra Celia aún tiene tumbao.


Mauricio Fernando Murillo Sanchez

Acerca de Mauricio Fernando Murillo Sanchez

Lugar de Nacimiento: Suarez - Tolima, Profesión: Percusionista Profesional - Comunicador Social- Periodista, Fecha de Nacimiento: Desconocida, Amante del folclor en general. Puedes contactarme en el correo mauricio.murillo@hardsalsabogota.com