LA MALDICION DEL TIMBAL


Descubriendo el mundo de la salsa alternativa nos encontramos con la última grabación de El Macabeo, “La Maldición del timbal”, del grupo salsero de Trujillo, Puerto Rico. Irónicamente no podemos decirles “olvidémonos de su crítica que no nos interesa” que el “día está bonito para ir de compras”, si es que a simple vuelo de pájaro entre las letras de su nueva producción musical está impresa su posición crítica, con pincelazos de revolución, pero también es su modo de ver el  mundo por estos días. Es un compendio de composiciones que evidencia las mentiras que vemos a diario, por ejemplo en el movimiento religioso de los pastores cristianos y la captación de dinero supuestamente legal por su ayuda con la palabra de Dios, la economía global, la discriminación, el amor pasajero y el desapego unidos a la inmoralidad y la infidelidad, los malos negocios, la corrupción en general de los gobiernos que “aprietan el cuello cual corbata eterna”, de la clase media a través de impuestos, a tal punto que está para desaparecer y no hay movimiento social que aparezca a la defensiva sin interés particular, solo manifestaciones intelectuales de discurso semántico que vislumbran el inconformismo de la sociedad civil mundial.

“Se la pasan todo el día sin parar pensando qué será de mañana. No tienen por qué perder el sueño, no se preocupan no pierden su tiempo. Mañana es otro día dejen que salga el sol, busquen en las sombras donde se esconde la ilusión. No importa a la hora que se levanten, lo que nos espera no es nada mejor. El que busca encuentra, quizás la respuesta no sea la solución. Rutina que empaña la retina, engaña, olvida y lastima. Qué será de mí, qué será de ti, tu eres mi mundo y yo seré tu fin. Y si mañana se acaba el mundo no me importa porque me muero cada segundo, si en segundos tu mides la vida, quejarte es parte de la rutina”. (extracto de coro y pregones del tema “La Rutina”).

Las letras de la salsa son literarias, prosaicas, poéticas, rebeldes, humorísticas, de epopeyas, líricas con mucha imaginación, son críticas despectivas, destructivas o constructivas pero de cualquier modo son sociales, es decir las composiciones son libres como el viento porque no tiene censura en cualquier parte del mundo, aunque las letras de la salsa sean por regionalismo de origen latinoamericano marcan identidad universal no solo por el ritmo musical sino por el contexto de sus manifestaciones escritas con el pincel colorido de la realidad global que vivimos. Pero solo el pueblo llamado audiencia para los medios masivos de comunicación y de repetición de sones y canciones posicionan o mejor enalzan una canción para que sea popular o no. Sin embargo hay canciones que no suenan en los medios comerciales sino en redes sociales que por medio de los likes catapultan una canción salsera, independiente de las emisoras que manipulan el gusto de sus audiencias.

Es la razón de la sinrazón, teniendo en cuenta que una cosa es la que los medios en una época erigieron los gustos por la salsa, pero existen otras canciones de todo tipo que fueron populares en programas particulares y en otros que hicieron homenaje a esas composiciones escondidas en los acetatos, los Cds y ahora en las redes sociales que enamoran al salsero por su manifestación particular sobre la diversidad de temas que nos tocan y nos chocan como la religión, la política, el resentimiento social, la economía mundial y muchos etcéteras.

Es la crónica de un mundo en el cuál las condiciones de la vida en el término moderno de la globalidad, en todas las áreas, aparecen cambios de pensamiento generación tras generación, pero así mismo está presente el deseo de luchar por salir adelante a caminar sin rumbo alguno a querer salir adelante para interponerse a la sociedad de consumo y de gobernabilidad económica, cuando esa mano capitalista maneja la economía mundial y no te deja subir como denunciaba el Conjunto Clásico y en contravía viene el Macabeo diciendo; aprieta el paso, Viejo. Aprieta y comprenderás que no por nacer primero, primero tu llegarás.



Es la astucia y deseo de una generación que quiere cambiar el mundo para un mejor vivir que al tiempo lo niega. Estamos en un mundo donde la competencia la pintan como la oportunidad para sobresalir y triunfar a caminar sin rumbo alguno como el aire que respiramos, puede que sea nuestro destino mientras haya vida, pero el corazón jura que encontrará aquel futuro, que brille todo lo oscuro del pueblo y de la vida que se va y que no volverá jamás. Por eso se debe actuar con cautela también con la inteligencia, no importando la presencia de un problema y de vivir con la creencia de lograr lo que se piensa siempre ha sido la conciencia y su dilema. Vive la vida como la debes vivir, pero no intentes subir donde no puedes subir. Hablar si puedes, pues habla pero no callemos ni en canción así sea en demanda como lo hace El Macabeo en La Maldición del Timbal.

No olvides: “todo termina, aprovecha lo que puedes y lo que prefieres puedes lo consigas, vive la vida como la puedes vivir y nunca intentes subir donde no puedes subir. No olviden que es el destino la fuerza que vence al hombre y al que no acepte se esconde, muere vivo y así esta historia termina y al mismo tiempo aconseja lo que les quede de esta producción porque La Maldición del Timbal y su sabrosura lo exige.

 

Dejanos saber tus comentarios

Acerca de Mauricio Fernando Murillo Sanchez

Lugar de Nacimiento: Suarez - Tolima, Profesión: Percusionista Profesional - Comunicador Social- Periodista, Fecha de Nacimiento: Desconocida, Amante del folclor en general. Puedes contactarme en el correo mauricio.murillo@hardsalsabogota.com